Deja un comentario

Enigma resuelto por nuestros detectives de Segundo de ESO

images.jpgSECRETO FAMILIARimages.jpgEl secreto que mi familia guarda desde hace años, concretamente desde 1985, ha salido a la luz. Mi abuelo Federico que era constructor, tenía un socio, Agustín, que murió accidentalmente al caerse de un andamio. Agustín, era un poco huraño y reservado, y su única familia, con la que no se trataba, vivía en Nueva York. Por ello mi abuelo, conocedor de estas circunstancias, decidió desaparecer y quedarse con todo. En ese momento estaba construyendo los muros de hormigón del nuevo Instituto y allí lo sepultó.

Yo, ahora, soy una de las alumnas que estudian entre esos muros. Creo que ha llegado el momento de contarlo y que así mi abuelo por fin descanse en paz.

                                                                                              Soraya Alvarez Freile  (Segundo A)

 


 

EL HOMBRE PRIMITIVO DE GIJÓN

El 25 del pasado mes de septiembre, durante las obras de construcción del nuevo Instituto de El Piles, unos obreros han encontrado un esqueleto enterrado a unos ocho metros de profundidad.

El Consejero de Educación y otras autoridades han sido informados por la Policía Local del macabro hallazgo. El esqueleto ha sido trasladado al Instituto Anatómico Forense de Gijón, para practicarle una autopsia que nos permita conocer su identidad y las causas de su fallecimiento. Tras un largo estudio, han descubierto que se trata de un hombre primitivo. El director de El Piles ha decidido que se quede en el Instituto para que los alumnos lo estudien.

El esqueleto ha sido bautizado como el “El hombre primitivo gijonés” por la dirección del centro escolar y, coloquialmente, por los alumnos del Centro como “El viejo del Piles”.

Miguel Folgueiras (Segundo A)

 

ESQUELETO ENTRE TABIQUES

 

Se han encontrado restos de un cuerpo entre dos tabiques del IES El Piles. La forense ha intentado reconstruir el cuerpo y ha quedado un esqueleto casi perfecto.

La directora se ha reunido con algunos profesores ya jubilados para preguntarles si vieron algo extraño en sus años como trabajadores del centro. La inspectora del caso estaba presente y notó como algunos de ellos cruzaban miradas. Entonces, pidió permiso a la directora para interrogarles aparte.

Uno de ellos contó que en su clase habían tenido que arreglar un problema en las paredes y que, probablemente,  alguno de ellos hubiese escondido el cadáver allí. La inspectora se percató de que al profesor que había hablado le sudaban las manos.

Ella dedujo que el cadáver había sido cosa del profesor y… ¡no se equivocaba! Porque, rápidamente,  los demás que estaban en la sala lo afirmaron. El profesor había matado a uno de sus alumnos, supuestamente de modo accidental, y como no sabía cómo deshacerse del cuerpo,  sobornó a los trabajadores de la obra para que lo escondiesen entre esos dos tabiques.

María Ceñal Iglesias (Segundo A)

images.jpgSin Títuloimages.jpg

El pasado 15 de Noviembre del 2018 en el IES el Piles de Gijón, en Asturias, se halló lo nunca encontrado antes en un instituto. Hablamos de un esqueleto, un esqueleto al que todavía le están buscando un nombre. Según algunas fuentes el cadáver se encontró mientras se realizaban unas obras para la ampliación de algunas aulas del centro escolar. Ana, la directora, decidió que, ya que el cadáver había sido hallado en el instituto, se quedara allí y ahora es un integrante más del centro. Su lugar se encuentra en la biblioteca ya que es su aula favorita y allí todos los meses se coloca su sección “los recomendados del mes “.Se calcula que el esqueleto podría llevar entre esas paredes unos 210 años.

 

Anónimo (Segundo B)

 

ELISABETHimages.jpg

Dado el estado del esqueleto, creo que no es una locura pensar que el cadáver lleva en ese mismo lugar desde los años de construcción del edificio, lo que nos coloca en el año 1985.Buscando en textos de aquellos años, podemos comprobar que tuvo lugar la extraña desaparición de una afamada científica de nombre Elisabeth la cual se decía que estaba en posesión del secreto para que el Sporting de Gijón fuera campeón de liga ese año y los posteriores desbancando para siempre al Madrid y al Barcelona. Extrañamente, durante el caluroso verano de 1985, desaparece sin dejar rastro el mismo día que tenía una reunión secreta en las oficinas del Estadio del Molinón. Elisabeth fue vista por última vez comiendo en el Merendero “El Puentín”, el mismo día de la reunión y horas previas a la misma.La policía la buscó sin descanso durante todo el verano, empezando por los alrededores lo cual incluía al Instituto que estaba aún en construcción en aquellos momentos, sin conseguir nada. Después de 6 meses de intensa búsqueda, se dio el caso por cerrado.Ante este hallazgo, todas las preguntas vuelven desde el pasado:¿es el esqueleto de Elizabeth? ¿Fue puesto allí para ocultarlo? ¿ Conocía el autor del crimen el edificio? O lo que es peor … ¿Sigue aún el autor del crimen en el edificio? ¿ Fue una casualidad que el Sporting se clasificase para la UEFA esa temporada? ¿Qué hubiese pasado si esa reunión hubiese tenido lugar?

 

Alicia Álvarez (Segundo D)

MISTERIO EN EL INSTITUTO

 

Se ha encontrado en el IES el Piles un cadáver emparedado en un tabique. El instituto ha aprovechado para utilizarlo como decoración de la biblioteca. Al parecer y según informan unos científicos provenientes de la universidad de Barcelona, en 2001, uno de los alumnos estaba en clase de educación física y de repente, al ir a buscar la pelota que se había ido al prado, cayó dentro de un profundo hoyo. Sus compañeros pensaron que se encontraba mal y que había ido a llamar a sus padres para irse a casa, por eso, no se alarmaron por su ausencia.

El cadáver se encontró en un tabique del edificio debido a que como el instituto estaba mal construido, se derrumbó y se reconstruyó en la zona donde estaba situado el prado, en una superficie por debajo del nivel del mar para que no tuvieran que pagar una multa por su altura, ya que en esa zona solo se permitían construcciones bajas. Durante su restauración, uno de los obreros alertó la presencia de una extraña figura en uno de los tabiques que pasaban por el laboratorio de física y química.

 En estos momentos, el cadáver se ha estado utilizando como decoración de la biblioteca del instituto IES el Piles aprovechando que hace poco fue Halloween.

Alejandro Álvarez (Segundo A)


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

images

EL MISTERIO DE LA NAVIDAD

Hace dos días encontré en el trastero de mi casa una carta escrita por mi tatarabuelo hace aproximadamente doscientos cincuenta años. En ella estaba escrita una historia que él vivió en primera persona. En su instituto, El Piles, se produjo un gran crimen durante las vacaciones de Navidad del año 1765. Mi tatarabuelo y todos los estudiantes, cuando regresaron se encontraron sangre por todos lados en el laboratorio de física y química y no dudaron en contárselo a los profesores y a la directora. Esta mandó una carta a todos los padres de los alumnos contándoles lo sucedido para que durante 1 semana aproximadamente no fueran a clase mientras buscaban pruebas del asesinato. Durante esa semana encontraron el cuchillo con el que se había producido el crimen y huellas dactilares que les ayudó a descubrir al culpable. En cambio, no encontraron el cadáver de la víctima. Y ayer, día 19 de noviembre de 2018, encontraron unos restos humanos mientras que restauraban el laboratorio de física y química. No dudaron en que ese cadáver pertenecía a la víctima de hacía 250 años, ya que a través del ADN obtenido de los huesos, comprobaron que pertenecía a esa alumna desaparecida durante aquellas navidades.

Nayara Álvarez (Segundo D)

MMP27-DECORACION-PARA-FIESTASLA FAMILIA WILLIAMS

Hace muchos años había una familia, los Williams, eran ricos y un poco extravagantes. Se relacionaban con la alta sociedad de aquel entonces.

Aparentemente, eran una familia feliz. Pero ocultaban una gran desgracia. El señor Williams no era lo que parecía ser. Derrochaba toda su fortuna en el juego, el alcohol y malos negocios que rozaban el ir en contra de la ley. Sus hijos y su mujer no recibían ni cariño ni las atenciones que necesitaban. A veces, incluso, no regresaba a casa después de unos días sin haberles avisado previamente.

Un día, la señora Williams, harta de sus desprecios y sus ausencias, decide marcharse con sus hijos y dejarlo para comenzar una nueva vida en otra ciudad.

Pasan muchos años sin saber nada de él. Hasta que hace unas semanas, en un instituto que está construido donde había estado la casa, se ha encontrado el que creen que es su esqueleto.

No se sabe ni cómo, ni por qué, pero sí que nos ha dejado muchas preguntas sin resolver.

Lucía Fueyo (Segundo D)

imagesEL ESQUELETO

Hace veinticinco años, se rumorea que el instituto “IES El Piles” fue un psiquiátrico, uno de los más estrictos de Europa. Nunca nadie salía ni entraba en él hasta que un periodista llamado Carlos Guerrero, con el deseo de querer desentrañar aquel misterio, un buen día (24 de febrero a la noche) logró escabullirse dentro del psiquiátrico, sin saber lo que encontraría allí.

Lo que pudo ver fue más allá de una película de miedo o una novela de este género.

En ese mismo instante comprendió por qué nadie salía ni entraba en ese lugar, porque al explorar el llamado por algunos “manicomio” se dio cuenta de que en las habitaciones no había nadie, más bien parecía haber sido abandonado hace varios años.

Se dio cuenta de que en realidad nunca había habido nadie ahí, pero lo que sigue siendo un enigma por resolver es que del anteriormente mencionado nunca más hubo noticas, entró y no volvió.

Ahora nos encontramos con una nueva incógnita, ya que el esqueleto hallado en las obras de “El Piles”, pertenecía a una mujer… y varios testigos han asegurado ver en las ventanas de esta misma institución siluetas en movimiento.

Eric Sanjurjo. (Segundo D)

detective

SE DESCUBRE QUE EL ESQUELETO DEL IES EL PILES ES DE MENTIRA


El pasado día 8 de septiembre mientras que se realizaban obras en la segunda planta del instituto apareció un esqueleto ante el susto de los obreros, que llamaron a la policía.
Durante la investigación los alumnos le dijeron a la directora que era el esqueleto con el que trabajaba Patricio, un profesor de Biología. Lo reconocieron rápidamente por una marca en la clavícula. Después de ponerse en contacto con dicho profesor, éste lo reconoció y manifestó que lo había escondido detrás de una pared como recuerdo de sus treinta y cinco años como profesor.
“ Estamos realmente asombrados con la ayuda de nuestros alumnos, gracias a ellos hemos resuelto este misterio.” Afirmó la directora.

 

Fernando Cotrina (Segundo E)

Sin título

Carla se quedó muy sorprendida cuando apareció la noticia en el periódico del cadáver del IES El Piles. En los pasillos no se hablaba de otra cosa. ¿Quién sería?
No hacía más que venirme a la cabeza aquella libreta que me encontré en mi taquilla, asignada a principios de curso. Por más que pregunté para devolverla no hubo manera, y me picó la curiosidad.

Era un diario de un chico extraño que escribía todos sus juegos de Roll, scape rooms y demás retos, con un amigo suyo igual de raro. Para mi gusto era demasiado extraño y peligroso.
En sus últimas páginas su amigo y él habían ideado un scape room que me llevaba al instituto y eso me dio la corazonada de que pudiera ser el esqueleto encontrado ya que hablaba de ladrillos y encierros.

Al día siguiente pregunté a amigos de amigos mayores, vía whassap.
Todos los datos me llevaban a un chico extraño que no volvió el curso siguiente, y su amigo sufrió un accidente en bici, sobre esa fecha. Al parecer,  por no ser prudente quedó en coma al caer al río Piles con su bici.

Pensando mucho busqué en fotos de excursiones colgadas en el blog IES Piles y conseguí encontrarlos.Uno de ellos llevaba puesta una pulsera de cuero con el símbolo de las reliquias de la muerte (Harry Potter )

Como mi corazonada no me dejaba vivir,  acudí a la policía a contarles mis sospechas.
Me quedé afectada cuando el inspector me confirmó que al lado del esqueleto había una pulsera de cuero. Al parecer, alguien había cerrado y colocado una estantería delante del ladrillo el último día de clase.

El muchacho quedó allí y su amigo no volvió a rescatarle. Llevaron muy lejos su juego.

 

Eva Mena (Segundo E)

 

Esta es la historia de cómo he muerto

 

Todo ocurrió en las Navidades de 2015, al final de la primera evaluación, cuando abandoné el centro hacia las ocho de la tarde, después de una  reunión. Estaba saliendo con mi coche del aparcamiento detrás de una profesora, por lo que había testigos de que salí del instituto con el coche. Al cabo de quinientos metros, se me pinchó la rueda derecha trasera del coche y tuve que llamar a la grúa. Fue un desastre ya que estaba en mitad de Gijón, lloviendo y sin nadie alrededor. La grúa estaba tardando mucho pensé, hasta que de repente veo unas luces a lo lejos y yo creí que era la grúa. Pero, de repente, se para a diez metros por detrás de mi coche, sin hacer nada, con las luces deslumbrándome. En ese momento, estaba un poco incómodo y asustado, le pregunté si era la grúa que había solicitado. Al momento de decirle esto, un señor salió del vehículo con algo en la mano, que no conseguí reconocer por la lluvia y la oscuridad lo que era. En el momento en que me puso ese objeto en la cabeza supe que era una pistola y en ese momento sí que supe que nada podía ir bien. Me puso cloroformo en la cara y me dormí. Me desperté en una especie de fábrica abandonada. Me preguntó que por qué lo hice y en ese momento no sabía de qué hablaba hasta que me acordé de que unos meses atrás había fotografiado a unos hombres traficando con cocaína. Aquella noche estaba paseando en un bosque y vi a esos hombres, por eso hice esas fotografías. El problema es que se torció la situación porque uno de aquellos hombres se le ocurrió mirar hacia atrás, donde yo estaba. En aquel momento de pura emoción marché corriendo hacia el coche que había dejado en el aparcamiento a unos doscientos metros. Conseguí escapar de aquel hombre que me perseguía.

Dejé pasar el tiempo y pensé que no me iba a pasar nada, pero, los deseos no siempre se hacen realidad.

Retomando la pregunta que me hizo aquel señor mi respuesta fue: “¡por favor no me mate!” No se lo creía nadie. Aquel hombre me dijo que aquellas fotos podrían llegar a estar en manos de mucha gente incluso de la policía. Yo le repetí decenas de veces que no lo iba a hacer, pero, esa gente no se podía arriesgar, así que cogieron una jeringuilla con Polonio 210 (un tipo de veneno) y me la inyectaron. Había llegado mi fin.

Tenían que poner mi cadáver en un sitio que no se pudiera averiguar, fácilmente, así que pensaron en el instituto ya que no había nadie por la noche y no tenía cámaras de seguridad. Le cogieron las llaves del instituto al difunto señor director.

Al llegar al instituto no sabían dónde esconderlo y decidieron esconderlo en el aula de laboratorio en la planta baja del instituto. Hicieron un agujero en la pared detrás de un armario.

Desde entonces yo estoy muerto y nadie sabe dónde está mi cadáver.          

Alfonso Álvarez Martín. (Segundo E)

El misterio del esqueleto en el I.E.S Piles

 

Hola, soy Adriana Díaz Rodríguez, de Primero A, y vengo a dar testimonio de lo que pasó aquel verano de 2018. Yo había quedado con mis amigas a comer en la playa cuando pasé por enfrente del instituto y vi a un chico vestido de camarero hablando por teléfono. Yo no suelo escuchar las conversaciones ajenas, pero, ésta me llamó especialmente la atención. Decía: – Hola Peter, nos han descubierto… Han descubierto el cadáver, ¡los obreros han descubierto el cadáver!-. Yo, asustada, seguí caminando. Cuando llegué donde había quedado se me olvidó, pero al día siguiente vi la portada del periódico y casi me muero de miedo, ponía: “Misterioso hallazgo de un cadáver en el I.E.S Piles”. Poco después fui a declarar lo que había pasado y resulta que una chica vivió lo mismo, solo que al otro lado de la calle. Un mes después se descubrió el misterio.Los dueños de la cafetería habían matado a nuestra víctima por el simple hecho de que comía muchas patatas y, gracias a nuestra descripción, se resolvió el enigma. La directora del instituto nos recompensó por nuestra aportación al caso.

Adriana  Díaz Rodríguez  (Primero A)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: