Deja un comentario

El regreso de Ulises, Alberto Manguel

U-13

«Manguel cruza de un salto las tradicionales barreras de género literario, historia de la literatura, y disciplina académica con un virtuosismo que deja sin aliento. Es el Montaigne de nuestra época y, si envían un nuevo robot explorador a Marte, deberían bautizarlo «Manguel».»
John Sutherland

«Ulises volvió su espalda al puerto y siguió el pedregoso sendero que conducía a través del bosque en lo alto del monte hacia el lugar que Atena le había indicado. Un grupo de hombres se había reunido ociosamente en torno a un barril de petróleo dentro del cual ardía una fogata. Masculló un saludo y se detuvo unos instantes junto a ellos, tratando de calentarse las manos. Después entró en la ciudad por un portal de piedra en parte desmoronado.» Alberto Manguel y Max se unen para contarnos una historia, protagonizada por el mítico Ulises, sobre el sentimiento de no pertenencia a una comunidad que tienen los desplazados.

de973166eaeb4a23c4327e0fb6ebc1d7Alberto Manguel (Buenos Aires, 1948) es un escritor, traductor y editor argentino-canadiense que escribe generalmente en inglés, aunque a veces lo hace también en español. Pasó su niñez en Israel, donde su padre era embajador, y de vuelta a Argentina estudió en el Colegio Nacional de Buenos Aires e inició estudios de Filosofía y letras en la Universidad de Buenos aires, que abandonó. Comenzó a trabajar en una editorial y viajó por Europa con trabajos editoriales en París y Londres, que continuó en Haití. Se estableció en Toronto adquiriendo la nacionalidad canadiense, trabajando desde allí en diversos periódicos como The Washington Post y The New York Times, compaginándolo con su labor literaria, traductora y editorial.Alberto_Manguel_Fotografía_de_Isolde_Ohlbaum

Max  |  Ilustrador
Max (Barcelona, 1956). Autor de historietas con una amplia trayectoria en el cómic desde sus inicios en los años 80 en la revista El Víbora. En 2007 obtuvo el Premio Nacional de Cómic por su libro Bardín el Superrealista. Ha sido fundador y codirector editorial de la revista de vanguardia gráfica NSLM entre 1995 y 2007. Su trabajo como ilustrador incluye carteles, portadas de discos, ilustraciones para prensa, libros y animación. Desde 2009 ilustra semanalmente la sección «Sillón de orejas» en el suplemento cultural Babelia, del diario El País.

ULISES era para los lec­to­res de Homero un héroe, un san­gui­na­rio gue­rrero para los de Eurí­pi­des, un embus­tero cas­ti­gado en el infierno para Dante, un hom­bre común y corriente para Joyce y el sufrido pro­ta­go­nista de la reali­dad coti­diana para Derek Wal­cott. Para el escri­tor Alberto Man­guel y el dibu­jante Max, que lo retra­tan en El regreso de Uli­ses, el mito clá­sico es hoy la encar­na­ción del emi­grado, del hom­bre con­de­nado a errar por el mundo sin encon­trar refugio.

La edi­to­rial Nór­dica ha vuelto a sor­pren­der con una mara­vi­lla en minia­tura, un cuento iné­dito de Man­guel en torno al triste vagar de un Uli­ses con­tem­po­rá­neo que viene acom­pa­ñado por las ilus­tra­cio­nes del siem­pre genial Max. Las pala­bras y las imá­ge­nes en blanco y negro, en per­fecta corre­la­ción, logran crear una sen­sa­ción de extra­ñeza en el lec­tor para refle­xio­nar sobre el exi­lio. “¿Era éste el lugar? ¿Eran éstas las casas que una vez cono­ció, cons­trui­das así, con esas pare­des? Las per­sia­nas, ¿esta­ban pin­ta­das de este color? De los muchos luga­res que había visto había aca­rreado imá­ge­nes que no eran suyas, que ahora se afe­rra­ban como pul­pos a sitios recor­da­dos a medias, en la con­fusa madeja de sus impre­sio­nes”, expe­ri­menta un Uli­ses ajado y viejo, con­fun­dido, inca­paz ya de reco­no­cer el suelo que pisa.

Nór­dica publica un cuento iné­dito del escri­tor argen­tino con ilus­tra­cio­nes del Pre­mio Nacio­nal de Cómic que con­vierte el mito clá­sico en un emi­grante de nues­tro tiempo

El áspero lugar des­crito en esta his­to­ria breve está ins­pi­rado en los cam­pos de refu­gia­dos de España, Ita­lia, Fran­cia y tam­bién los de África y el Medio Oriente, enu­mera Man­guel: “No quise ser dema­siado pre­ciso. Des­gra­cia­da­mente, la tra­ge­dia del exi­liado es uni­ver­sal”. Este tema, ante­rior­mente abor­dado en la obra del autor argen­tino nacio­na­li­zado cana­diense, siem­pre le ha intere­sado “sea como la obli­ga­ción del escri­tor de recrear su expe­rien­cia en una tie­rra y una cul­tura que no son las suyas, sea como la posi­bi­li­dad de inven­tar una reali­dad que jus­ti­fi­que su nos­tal­gia. Pode­mos, creo, defi­nir a los seres huma­nos como cria­tu­ras nóma­das. Por eso las impo­si­cio­nes de fron­te­ras y nacio­na­li­da­des me pare­cen absurdas”.U-44-45-1050x700

Coin­cide con el narra­dor Max, que recuerda, como evi­den­cia el volu­men, que el exi­lio es un horror anti­guo: “Es un drama que reco­rre ince­san­te­mente los siglos y los luga­res. Ahora los lla­man inmi­gran­tes ile­ga­les, aun­que yo pre­fiero decir for­zo­sos. El ham­bre o la opre­sión los han for­zado a aban­do­nar su rin­cón del mundo. Eso de por sí ya es des­gra­cia más que sufi­ciente. Pero la manera cómo son tra­ta­dos en todas par­tes es ya direc­ta­mente una igno­mi­nia, una indig­ni­dad impro­pia de ese grado de cul­tura y civi­li­za­ción del que tanto nos gusta pre­su­mir a los euro­peos, por ejemplo”.

Al dibu­jante, el relato de Man­guel le pare­ció pre­cioso desde el pri­mer momento: “Me impre­sionó la maes­tría con que aborda un asunto tan duro y de tanta actua­li­dad ahora mismo como la inmi­gra­ción for­zosa, recu­rriendo a una fic­ción que incor­pora a nues­tro pre­sente dos per­so­na­jes pro­ve­nien­tes del mundo anti­guo, Uli­ses y la Sibila de Cuma”. El crea­dor de Peter Pank dibujó úni­ca­mente a par­tir de lo que le suge­rían las pala­bras, sin reci­bir indi­ca­cio­nes del narra­dor: “Me ale­gra que se apre­cie esa corre­la­ción entre la ima­gen y el texto, por­que creo que es algo que no se con­si­gue cuando los dibu­jos se limi­tan a ser mera trans­crip­ción visual de las pala­bras. Mi tra­bajo ha ido en otro sen­tido, he huido de dibu­jar al pie de la letra para inten­tar trans­mi­tir, sobre todo, un aire, una atmós­fera, unos ges­tos y unas mira­das que expre­sa­ran ese des­con­cierto, ese dolor y esa desola­ción que des­tila el relato”, apunta el Pre­mio Nacio­nal de Cómic. “Max es un genio y no me atre­ve­ría a suge­rirle nada. Leyó mi texto y lo con­vir­tió en algo más pro­fundo, más con­mo­ve­dor. Es un honor gran­dí­simo que me ha con­ce­dido ilus­trando mi texto”, agra­dece Manguel.

1423676885_531920_1423677498_sumario_normalYo cono­cía parte de la obra de fic­ción de Man­guel, y que el exi­lio y el des­arraigo son temas insis­ten­tes en ella. Y, por supuesto, su obra como estu­dioso y eru­dito del mundo del libro y la ima­gen. Me cedió el relato con un amis­to­sí­simo “allá te las com­pon­gas”, que demos­traba su con­fianza en mi tra­bajo”, aporta Max, que insiste en que mitos como el de Uli­ses no han per­dido un ápice de su fuerza sim­bó­lica: “Natu­ral­mente se leen de otra manera, nos dicen otras cosas, nos hablan de nues­tro mundo más que del mundo anti­guo. El único peli­gro está en que esos mitos pue­dan aca­bar des­a­pa­re­ciendo por incom­pa­re­cen­cia del lec­tor. Los inten­tos por aca­bar con las len­guas clá­si­cas, la filo­so­fía y el arte en la edu­ca­ción van en esa direc­ción”, denuncia.

Al cabo, el libro es un ejem­plo claro de cómo la ima­gen y el texto, si cami­nan de la mano, pue­den enri­que­cer cual­quier obra, creando, como con­cluye Max, “dos puer­tas de acceso dis­tin­tas a una misma his­to­ria para ampli­fi­car su eco y la hue­lla que deja en el lec­tor”. Una defi­ni­ción per­fecta para el tra­bajo enco­mia­ble que Nór­dica está rea­li­zando en este campo poco abor­dado hasta la fecha en la edi­ción española.

( Fuente: Qué Leer, MARTA CABALLERO )

10402990_1076541469030118_5790860681930605323_n

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: