Deja un comentario

El nombre de la rosa

Ficha bibliográfica:
Título: El nombre de la rosamonasterio
Autor: Umberto Eco
Editorial: Lumen
Número de páginas: 607
Primera edición: Diciembre 1988
Lugar de la edición: Barcelona

Autor:

El autor de El Nombre de la Rosa es el italiano Umberto Eco (5 enero 1932, Alessandria).
Umberto Eco se doctoró en Filosofía y Letras en la universidad de Turín en 1954. Trabajó como profesor en las Universidades de Turín y Florencia antes de ejercer dos años en la de Milán.
Distinguido crítico literario, seminólogo y comunicólogo. En 1980 se consagró como el narrador con El Nombre de la Rosa, novela filosófica, histórica o policiaca. También trabajo otros géneros como el ensayo.

Obras más importantes:

El nombre de la Rosa (1980)
El péndulo de Foucault (1988)
La isla del día antes (1994)
Baudolino (2000)
La misteriosa llama de la Reina Loana(2004)
El cementerio de Praga(2010)

Sinopsis argumental :

Primer día:

Guillermo de Ockham y su pupilo Adso llegan a una Abadía Benedictina, ya que en ésta se iba a celebrar un cónclave de jerarcas de la iglesia para discutir el futuro de la misma. Guillermo y Adso llegan con varios días de antelación con la misión encomendada por el abad de resolver una misteriosa muerte. El abad le permite a Guillermo investigar por toda la abadía excepto en la biblioteca, lugar que se convierte en una obsesión para él ya que todas las pistas y misterios de la muerte conducen hacia ella. El primer día en la abadía Guillermo y Adso fueron conociendo a la mayoría de los monjes y preguntándoles como era su trato con Adelmo, tan solo se dio cuenta de que tenían trato con él: Berengario, el ayudante de Malaquías, y Venancio. Dentro del scriptorium Nicola, un monje vidriero, les contó que en la abadía ocurrían cosas extrañas especialmente en la biblioteca.
Era el primer día y Guillermo había escuchado poco sobre Adelmo pero suficiente para darse cuenta de que había sido un asesinato.

Segundo día:

Mientras rezaban en la iglesia un monje entró alarmado gritando que habían encontrado a otro monje muerto, el hombre resultó ser Venancio, el traductor de griego con el cual habían hablado ayer Guillermo y Adso. Se encontraba en una tinaja boca abajo lleno de sangre.
Horas más tarde Guillermo interrogó a Berengario y a Bencio sobre la muerte de Adelmo, Bencio le contó que días antes había habido una discusión entre Adelmo, Berengario, Venancio y Jorge( anciano ciego) sobre un libro de Aristóteles, el cual Jorge dice que no existía.
Berengario le cuenta a Guillermo que vio a Adelmo paseando por el cementerio antes de su muerte.
De camino al scriptorium Guillermo se encuentra con Aymaro, que también le cuenta que ocurren extrañas cosas en la biblioteca. Una vez en el scriptorium habla con Jorge sobre la risa, el anciano decía que Cristo jamás había reído y que reírse era una falta de respeto. Tras la conversación con Jorge se acercan a la mesa de Venancio pero Berengario les llama diciéndoles que tiene algo importante que decirles, aunque Adso y Guillermo sospecharon que tan solo les llamó para apartarles de los papeles de Venancio.
Bencio le cuenta a Guillermo como una noche vio a Adelmo salir corriendo de la celda de Berengario, y como este le perseguía. Después salió hacia el cementerio y otro monje, Venancio, también había observado estas acciones. A la mañana siguiente apareció el cadáver de Adelmo. Se deduce que Berengario se sentía atraído por Adelmo y tuvieron algún contacto sexual aquella noche. Tras esa conversación Guillermo y Adso decidieron que tendrían que entrar en la biblioteca lo antes posible. Ese mismo día hablan con el monje más anciano de la abadía que les cuenta un pasadizo mediante el cual llegar a la biblioteca.
Esta misma noche cuando el Edificio y la biblioteca estaban ya cerrados, se introducen por el pasadizo que les había dicho. Llegan a la mesa de Venancio y miran sus papeles en los cuales descubren unos símbolos pero se dan cuenta de que hay alguien mas ahí, esa persona se da cuenta de que le han descubierto y se va. Consiguen entrar en la biblioteca y se dan cuenta de que esta tiene forma de laberinto. Cuando salieron ya era de día y se topan con el Abad que les cuenta que Berengario ha desparecido y que han encontrado un paño de sangre en su vacía celda.

Tercer día:

Adso entra en la iglesia y se encuentra a fray Ubertino, con quien entabla una conversación en la que el fray le cuenta largas historias sobre fray Dulcino. Tras esta conversación a Adso le entró una gran inquietud que le impulsó a entrar solo en la biblioteca por la noche. Para salir de la biblioteca había que pasar por la cocina, cuando entró vio a una muchacha en su interior. Con ella descubrió el amor.
Al rato aparece Guillermo y Adso le confiesa lo que había pasado. Luego averiguan que pueden encontrar a Berengario en los baños y cuando van hacia allí encuentran el cuerpo ahogado en una bañera. Sus dedos, al igual que su lengua , estaban negros.

Cuarto día:

Guillermo retoma el manuscrito que Venancio transcribía antes de su muerte pero no logra entenderlo del todo.
Ese mismo día llegan a la abadía el cardenal Del Poggetto y Bernardo Gui (inquisidor).
Por la noche mientras Guillermo y Adso estaban en la biblioteca, descubren a Salvatore y a la muchacha, son apresados al pensar que estaban haciendo brujería pero lo único que quería la muchacha eran alimentos para su familia.

Quinto día:
Este día se celebraría el cónclave entre las legislaciones que habían llegado, durante esta, Severino llama a Guillermo y le dice que ha encontrado un extraño libro.
El encuentro entre Guillermo y Severino es observado por algunos monjes, Jorge, Aymaro y Bencio. Adso trata de seguir al ciego Jorge pero se le escapa, entonces ve a Remigio que sigue a Severino. Adso vuelve a la sala capitular donde se celebraba el cónclave y ahí llega la terrible noticia de que han a sesinado a Severino en el herbolario.
Bernardo acusa a Remigio del crimen pero Bencio insinúa que el culpable era Malaquías. Guillermo, Adso y Bencio se pusieron a buscar el libro( escrito en griego) pero no lo encontraron. Más tarde Guillermo se acordó que de uno de los libros que estaban en el herbolario ( escrito en árabe) y se dio cuenta de que solo las primeras hojas eran en griego y el resto en árabe, es decir, que ese era el libro que buscaban, pero ya no estaba.

Bernardo, el inquisidor, llamo a Remigio a declarar, se le acosó tan duramente que declaro de cosas que había hecho e incluso de lo que no con tal de terminar el interrogatorio
Se descubre que Bencio ha sido nombrado ayudante de Malaquías en la biblioteca, y que había guardado el libro en ella.

Sexto día:

Malaquías llegó tarde a Maitines, apenas unos minutos de haberse sentado calló desplomado y falleció, también tenia la lengua y los dedos negros. Se nombre bibliotecario a Bencio.
A través de unos ruidos descubren que alguien se ha quedado atrapado en un pasadizo secreto anterior a la entrada de la biblioteca, la cual es muy difícil de abrir y pronto comienza a faltar el aire. El infortunado da golpes pero no se puede descubrir quién es.

Séptimo día:
Guillermo y Adso vuelven a subir a la biblioteca y consiguen entrar en ‘’Finis Africae’’ , sala en la que se cree que esta el libro buscado de Aristóteles. En ella se encuentran a Jorge, aquí se desvela como ocurrieron los crímenes ya que Jorge sabía todo. Jorge invita a Guillermo a leer un libro, pero éste muy precavido se pone unos guates, ya que las hojas tenían un veneno y por eso habían muerto los otros frailes. Jorge confiesa que él había encerrado al abad en esa pequeña sala.
Jorge dice que el próximo en morir será el, y comienza a comerse el único ejemplar del libro envenenado de Aristóteles, los dos tratan de impedírselo pero Jorge huye arrojando la lámpara a unas estanterías por lo que la biblioteca comienza a arder. Avisaron a toda la abadía para sofocarlo pero era imposible. El fuego se propagó y de esa abadía solo quedaban escombros.

Al día siguiente Adso y Guillermo se despidieron y cada uno emprendió un camino.

PERSONAJES

Guillermo de Ockham: Fraile Franciscano del siglo xiv, con un pasado como inquisidor al que se le encarga la misión de acudir a una abadía benedictina en la que se celebrará una reunión en la que se discutiría sobre la supuesta herejía de una rama de los franciscanos: los espirituales.
A su llegada, dada su fama de hombre inteligente, el abad le encarga investigar la extraña muerte de un monje. La descripción que hace la novela sobre este personaje recuerda a Sherlock Holmes. En cuanto al apellido Baskerville, también se refiere a una novela protagonizada por Sherlock Holmes (´El sabueso de los Baskerville’)

Adso de Melk: Cuenta la novela en primera persona. Es un novicio benedictino, al que le otorgan como maestro a Guillermo. Llega a la novela con una actitud de despiste, no podía seguir el ritmo de investigación de Guillermo pero poco a poco va tomando decisiones por si mismo, y tomando decisiones muy importantes para las investigaciones.
Jorge de Burgos: El español Jorge de Burgos es un monje anciano y ciego, antiguo bibliotecario de la abadía. Dedica toda su vida a ocultar el segundo libro de poética de Aristóteles, que trataba de la risa y el humor, acto que el anciano detestaba ya que decía que Cristo nunca rió. Alrededor de este libro suceden las muertes en la abadía. El nombre del personaje es un homenaje al escritor Jorge Luis Borges.

Otros personajes:

Adelmo da Otantro: novicio, ilustrador y experto en traductor, es la primera víctima.
Venancio de Salvemec: monje, traductor de manuscritos especialista en griego y árabe, es la segunda víctima se le encuentra en una tinaja llega de sangre.
Berengario da Arundel: Monje y ayudante de la biblioteca, es la tercera víctima se le encuentra ahogado en la bañera.
Severino: Monje, herbolario y cuarta víctima. Se creía que su asesinato había sido obra del cillerero Remigio
Malaquías: Monje alemán, bibliotecario y quinta víctima. Murió a causa del veneno del libro.
Abonne da Fossanova: asterio, sexta víctima debido a quedarse sin aire en la sala en la que Jorge le había encerrado.
Bencio de Uppsala: Monje, estudiante de retórica
Alinardo: monje más anciano de la abadía, va prediciendo los sucesos.
Remigio da Varagine: Monje, cillerero del monasterio. Tras el horroroso interrogatorio se declara culpable de sus impuros actos y también de delitos que no había cometido.
Salvatore de Monferrate: monje ayudante de Remigio.
Nicola: monje vidriero, fue nombrado cillerero tras haber juzado a Remigio.
Aymaro d’Allesandria: monje.

COMENTARIO INTERPRETATIVO DE LA OBRA:
En esta novela un elemento muy importante es el monasterio, el cual actúa como marco y como personaje. Se habla de él constantemente ( scriptorium, refectorio, cocina, biblioteca, celdas, iglesia claustro, sala capitular, hospedería etc). Es en este donde ocurren todos los crímenes y se confabula como un intrigante más. Guillermo queda impresionado por la enorme muralla que lo rodea, pero aún más por la enorme mole que es el Edificio. Se trataba de una construcción octogonal que de lejos parecí un tetrágono. Mirándolo desde abajo, la roca parecía prolongarse hacia el cielo, sin cambio de color ni de materia. Por suerte era una diáfana mañana de invierno cuando ellos llegaron y no vieron la construcción con el aspecto que presenta en los días de tormenta. Cuando Guillermo vio la abadía se sintió amedrentado, como preso de una vaga inquietud. Los monasterios jugaron un papel muy importante ya que eran los lugares donde se encontraban los monjes, cuyo oficio era conservar manuscritos y traducirlos a varias lenguas.
En ‘El Nombre de la Rosa’ se diferencian tres estamentos; el más presente es el clero, toda la historia se desarrolla en torno a una abadía, el que se sitúa como telón de fondo es el campesinado, aparece tan sólo cuando hablan de la muchacha, y el que esta casi ausente es la nobleza.
El primer monje fallecido, Adelmo, era experto en traducción. Los asesinatos son fruto de la excesiva curiosidad, casi todos los muertos son a causa de haber leído el libro de Aristóteles ya que contenía un veneno que al pasar las páginas y chuparse los dedos para continuar leyendo hacía que llegara a tu boca
El autor del libro era Aristóteles un famoso filósofo del periodo ontológico. Pesador con espíritu empirista, discípulo de Platón. Es uno de los filósofos más completo. Escribió más de 200 tratados de los cuales solo 31 han llegado a nosotros. El libro que Jorge intenta ocultar es debido al tema del que trata. Trata sobre la risa y para el anciano era un tema que iba contra la doctrina Católica ya que decía que Cristo nunca había reído. Aristóteles era una persona muy seria y Jorge no entendía como podía hablar de un tema como la risa.
La Inquisición:
La Inquisición nace en el siglo XIII y su acometido era buscar y juzgar todas aquellas herejías, también combatió las desviaciones de la doctrina Cristiana. Fue una época con potentes tendencias heréticas (Cátaros, Dulcinistas), que hicieron peligrar la unidad de la Iglesia. La inquisición se hizo famosa por su afán de perseguir estas sectas que o bien cuestionaban alguna parte de la doctrina Cristiana Final ( la virginidad de María, Santísima Trinidad) o bien; criticaban a la propia iglesia ( Cátaros) por el afán de riquezas que mostraban. En este sentido la orden de San Francisco era muy sospechosa. En la novela se puede ver que a ningún monje le hizo mucha gracia que Bernardo Gui fuera a la abadía. Su método de conseguir la verdad era mediante la tortura. Los herejes surgieron a causa de la mezcla de la religión católica con elementos paganos ya que la doctrina católica no estaba del todo asentada.
El título del libro se debe a un verso extraído del De contemptu mundi de Bernardo Morliacense, un benedictino del siglo XII. La novela tenía otro título provisional: ‘ La abadía del crimen’, pero Umberto Eco lo descartó porque fija la atención del lector exclusivamente en la intriga policíaca, y podía engañar al comprador ya que éste pensaría que sería una historia de acción. El título deseado por el autor era ‘Adso de Melk’, ya que era un título muy neutro porque Adso no pasaba de ser el narrador, pero finalmente se decidió por ‘El nombre de la rosa porque la rosa es una figura simbólica tan densa que por tener tantos significados, ya casi los ha perdido todos.

Valoración personal:

Me ha parecido una novela muy interesante, en la que el suspense está presente de principio a fin.
La trama esta muy bien estructurada y llena de intriga. Las descripciones de los lugares son muy buenas aunque a veces las descripciones filosóficas puedan resultar un poco pesadas.
Esta novela es muy recomendable para cualquier persona que le guste la historia pero si le resulten pesados los libros de ese único tema, este te incluye suspense.

Marina Fernández 1º Bachillerato el-nombre-de-la-rosa B

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: